Dendrobium: sin temor al frío

Esta flor oficial de la provincia de Sikkim en la India no teme para nada el frío. Es en muchos sentidos una lumbrera: sus colores, la forma de la flor, y también la altitud donde crece son muy especiales. Se esfuerza al máximo por sobrevivir a una altitud de hasta 1500 metros. 

Esta orquídea de crecimiento erguido tiene preciosas flores que van del blanco al rosa oscuro y todos los colores intermedios. Puede alcanzar una altura de 70 cm. La flor es una típica flor orquidácea. Tu planta tiene racimos de flores que nacen entre la hoja y que por lo general no sobresaldrán por encima de la propia planta. Ofrecerá unas 3-5 flores por racimo. Cuando haya dejado de florecer, la “caña” vieja ya no volverá a hacerlo, sino que tendrá una función de ‘pulmón’. De este modo, tras un período de frío, se cargará de energía suficiente para formar un nuevo brote foliar en la parte inferior de la planta, que florecerá por sí solo. Si el brote viejo está demasiado alto, puedes cortarlo en cuanto los brotes nuevos tengan una altura de unos 15-20 cm.   


Emplazamiento 

Tu Dendrobium estará muy a gusto cuando reciba muchísima luz. Pero ten cuidado con el sol intenso, ya que esto no es de su agrado. 

Agua y abono 

El agua de lluvia es la mejor para tu planta, ya que casi no contiene minerales. Si en cambio la riegas periódicamente con agua del grifo, se acumularán sales y cal en la tierra y eso no le va a gustar. Puedes sumergirla en agua de lluvia una vez al mes. Procura que la planta absorba bien el agua y después deja escurrir del todo la maceta interior. 


Temperatura 

¡Soporta sin problemas una temperatura alta! Si la pones en un lugar algo más fresco después de la floración, en poco tiempo volverás a disfrutar de su ofrenda floral. 


El Mundo de las Orquideas > Cuidado de las Orquideas >  Orquidea Dendrobium