EPIDENDRUM. EX VITRO DE EMERGENCIA.


Podríamos decir que depués de varios meses viendo como los protocormos crecen lentamente, les tomas cierto cariño. Así cuando el infortunio se cruza en el camino de uno de los frascos, intentas salvarlo de manera irracional y desesperada, cuando lo más sensato sería tirarlo y seguir cebando los demás.

Así fué como pasó cuando puse un frasco con plántulas de Epidendrum ibaguense en la mesa, con tan impericia que casqué el vidrio y provoqué una grieta.

La primera maniobra de S.O.S fue lavar el frasco con lejía y poner plástico de cocina alrededor. Aguantó unos 10 días, hasta que empezó a crecer un fantástico hongo en su interior.


Al día siguiente el hongo ocupaba casi la mitad del medio y así no quedaba otro remedio que “extirpar”.

Una vez fuera del frascos los pequeños Epidendrums se veían aún más diminutos, tiernos e indefensos.

Decidí usar el “frasco de las galletas” que uso para enraizar los keikis de Dendrobium y los coloqué en el musgo de las macetitas.
De momento 20 días después siguen hay dando guerra!

View the original article here


This post was made using the Auto Blogging Software from WebMagnates.org This line will not appear when posts are made after activating the software to full version.