PROPAGACION Y TRANSPLANTE DE ORQUIDEAS

Propagación

Propague las orquídeas simpódicas (sucesión de crecimientos conectados por un corto rizoma; a menudo producen un pseudobulbo) a comienzos de la primavera o inmediatamente después de la floración. Limpie y recorte la planta antes de dividirla. No haga divisiones de menos de dos ni más de tres bulbos. Seccione el corto rizoma que conecta los bulbos utilizando un cuchillo esterilizado. Una vez realizados todos los cortes saque la planta de la maceta, sepárela y haga sus nuevas divisiones.

Es también posible aumentar su dotación de orquídeas simpódicas plantando los bulbos viejos sin hojas en tiestos pequeños. Estos deben colocarse en posiciones sombreadas y cálidas o, alternativamente, cerrados en una bolsa de polietileno y colgados. En pocas semanas brotarán.

Las orquídeas monopódicas (tallo único que cada año produce flores nuevas desde el ápice de la planta y, a menudo tienen raices aéreas) se propagan con dificultad. No obstante a veces aparecen «keikis» (pequeñas plántulas producidas lateralmente) en la base de la planta o el nódulo del tallo floral. Una vez que estos keikis hayan echado raíces de a lo menos 4 cms., corte las plántulas y cultívelas normalmente.

Propagación de una orquidea.



1. Esta planta esta dispuesta para su división. En primer lugar elimine las brácteas muertas. Cada división debería tener dos bulbos con hojas, y, si es posible, brotes nuevos.



2. Utilice un cuchillo estéril para cortar el rizoma que conecta los bulbos, pero antes de hacerlo sepárelos con cuidado.



3. Puede ahora sacarse la planta de la maceta y separar las divisiones. Si es necesario, corte las raíces para facilitar el proceso.



4. Ahora recorte las raíces podridas o rotas que pudiera haber. Las raíces rotas tienden a desconponerse y envenenar el compost nuevo.



5. quite los bulbos sin hojas de las divisiones principales. Seccione el corto rizoma que los conecta y quite las raíces desde su base.



6. Aquí se han hecho dos divisiones y se han obtenido tres bulbos viejos. Las raíces de las divisiones han sido recortadas y los bulbos viejos limpiados.



7. Para la división, seleccione una maceta con espacio para un año de crecimiento y ponga una buena capa de material de drenaje en la base.



8. Para los bulbos viejos, que probablemnte no tendrán raíces, seleccione un tiesto que le venga justo, con abundante drenaje en la base.



9. Ponga el bulbo viejo en el centro del tiesto. Las divisiones replantadas y los bulbos viejos deben ser cuidadosamente empapados, permitiendo que el compost se seque antes de volver a regar. Selle los bulbos en una bolsa de plástico y cuélguelos en un lugar cálido hasta que empiecen a echar brotes.

Transplante

Las orquídeas deben transplantarse a diferentes intervalos según su especie o híbrido. Al transplantar, recorte y limple la planta. (En el caso de las orquídeas simpódicas, quite las brácteas de las hojas muertas en torno a los psedobulbos). Después saque la planta de su maceta y compruebe si la tierra está aún en buenas condiciones. Al mismo tiempo compruebe que no haya síntomas de podredumbre en el sistema de raíces.

Si las raíces y el compost están en excelente estado, seleccione una maceta que permita un año de crecimiento. En la base del tiesto ponga trozos de poliestireno o algún otro material de drenaje para que éste sea óptimo. Ponga la planta en posición vertiendo el compost nuevo en torno a la bola de raíces. Golpee la maceta unas cuantas veces para asegurarse de que el compost esté distribuido homogeneamente en torno a las raíces. Después presione firmemente con los dedos por los costados de la maceta rellenándola hasta dos centímetros del borde.

Si las raíces y el compost están descompuestos, quite el compost y recorte las raíces hasta que queden sólo raíces sanas. Si las orquídeas son simpódicas quite todos los pseudo bulbos sin hojas, cortando con un cuchillo esterilizado el corto rizoma que conecta los bulbos. Las plantas con raíces podridas deben dividirse en piezas que contengan dos pseudo bulbos y brotes nuevos. Vuelva a plantarlas y ponga material de drenaje en el fondo de la maceta.

Transplante de una orquidea



1. Limpiar la base de la planta, eliminando las brácteas muertas y los hierbajos. Saque la planta del tiesto.



2. Escoja un tiesto con la capacidad para un año de crecimiento. ponga una capa de material de drenaje -poliestireno o el perlag valen- en el fondo del tiesto.



3. Coloque la planta sobre el material de drenaje y rellene el espacio con compost. continúe vertiendo compost en torno a la raíz, golpeando unas cuantas veces la maceta sobre el banco para que se distribuya homogeneamente. apriete firmemente los costados del tiesto y rellene hasta un par de centímetros del borde. "









El Mundo de las Orquideas > Cuidado de las Orquideas > Propagación y Transplante Orquideas