Orquideas: Características y cuidados

Características:
El nombre científico de las orquídeas es de origen griego “Orchis” (testículo en griego), haciendo referencia a la forma de sus tubérculos radicales. Son de los organismos vivos más números del reino vegetal por presentar más de 35.000 especies que, en su mayoría ubicadas en zonas tropicales. Estas se caracterizan por tener flores vistosas y muy grandes. Pueden vivir entre cincuenta y setenta años y, por crecer de forma lenta, se calcula que transcurren unos cuatro años desde la germinación de la semilla hasta que se obtiene la primera flor. Se considera la más evolucionada de todas las fanerógamas, por que a través del tiempo consiguieron que sus flores tengan el aspecto de los insectos que las polinizan, abejas y fundamentalmente abejorros.

La más importante de las peculiaridades que poseen es que una orquídea de cierta especie puede ser fecundada por una de diferente género, de cuya relación surgiendo un híbrido que compartirá las características de sus padres biológicos. Por otro lado, es la única especie de flores que tiene los órganos sexuales fundidos en una sola estructura, a la que se denomina columna, y que la integran los estambres y pistilos.

En el pasado se pensaba que estas eran parasitas, en la actualidad se confirmó que las orquídeas no son plantas parásitas, porque no necesitan tierra para nutrirse. Son epifitas, o sea, se trata de un vegetal que vive sobre otra planta, pero sin tomar nada de ella ya que se alimenta de los desperdicios animales y vegetales que se depositan en las raíces. Es más, algunas especies que requieren un suelo más ácido, al no encontrarlo, permiten a las hormigas vivar dentro de ellas para aumentar su acidez. La mayor variedad de las orquídeas crecen en áreas tropicales y las más extrañas florecen en Australia. La belleza y rareza de estas especies silvestres hace que sean un objeto de comercio causando la amenaza de su extinción.

Algunas especies son Rodrigueza, Pelexia, Gomesa, Encyclia, Achalensis, Habenaria, Gavilea, Corymborquis y Laelia.

Cuidados:

Este tipo de plantas no germina fácilmente fuera de su hábitat natural, por que requieren la asociación con hongos que las provean de nutrientes. Las orquídeas deben cultivarse en un sustrato compuesto de turba, raíces de helechos, fragmentos de poliestireno o carbón de leña y arena, con un aporte de mantillo de compost (esto le sirve como reserva alimenticia). 

Las raíces de esta debe estar cerca de la superficie. En primavera se debe aumentar el riego después de la salida de los primeros brotes florales. En un medio seco, se corre el riesgo de que se pudran las plantas, y antes de que florezcan, es bueno pulverizar las plantas con mucha frecuencia.

El Mundo de las Orquideas > Cuidado de las Orquideas > Características y Cuidados